viernes, 26 de agosto de 2016

MI NUEVA NOVELA: "CUANDO SALÍ DE MI TIERRA"



-Y se hizo la luz. Hemos nueva criatura literaria. Una novela que empecé hace años y he pulido un poco. No me decidía a publicarla, a veces por desidia, a veces por decepción por cómo funcionan las cosas en un mundo literario que ya no existe. Pero al final se hizo la luz, como decimos, y en el 2016 un servidor se ha hecho temático: La emigración, la diáspora española contemporánea. Los que parece que no existimos. Los que no provocamos solidaridad. Los que no tenemos voz. Así las cosas, yo he intentado que dejemos de ser mudos y que existamos. Si este libro es un granito de arena hacia ello, bienvenido sea.

De momento, está disponible en Amazon. Pronto estará disponible también en Bollullos de la Mitación (Sevilla). Les dejo el santo y seña para adquirir el libro, así como la sinopsis presente en la portada.

Muchísimas gracias a todos por vuestro interés. 



PARA COMPRAR LA NOVELA POR AMAZON (EN INTERNET)



AMAZON ESPAÑA: 

Cuando sali de mi tierra

24 agosto 2016
de Antonio Moreno Ruiz
EUR 6,98Premium
Envío GRATIS disponible (ver página del producto).
En stock
Más opciones de compra

Cuando sali de mi tierra

24 agosto 2016
de Antonio Ruiz




AMAZON ESTADOS UNIDOS: 


Cuando sali de mi tierra (Spanish Edition)

Aug 24, 2016
by Antonio Moreno Ruiz
$8.00Prime
Get it by Monday, Aug 29
FREE Shipping on eligible orders
More Buying Choices




martes, 23 de agosto de 2016

EL DESPRECIO

Imagen de wikipedia 


"Saber jugar del desprecio. Es treta para alcançar las cosas depreciallas. No se hallan comúnmente quando se buscan, y después, al descuido, se vienen a la mano. Como todas las de acá son sombra de las eternas, participan de la sombra aquella propriedad, huyen de quien las sigue y persiguen a quien las huye. Es también el desprecio la más política vengança. Única máxima de sabios: nunca defenderse con la pluma, que dexa rastro, y viene a ser más gloria de la emulación que castigo del atrevimiento. Astucia de indignos: oponerse a grandes hombres para ser celebrados por indirecta, quando no lo merecían de derecho; que no conociéramos a muchos si no huvieran hecho caso dellos los excelentes contrarios. No ai vengança como el olvido, que es sepultarlos en el polvo de su nada. Presumen, temerarios, hazerse eternos pegando fuego a las maravillas del mundo y de los siglos. Arte de reformar la murmuración: no hazer caso; impugnalla causa perjuizio; y si crédito, descrédito. A la emulación, complacencia, que aun aquella sombra de desdoro deslustra, ya que no escurece del todo la mayor perfección."
Oráculo manual y arte de prudencia, Baltasar Gracián.

lunes, 22 de agosto de 2016

GUSTAVO BUENO, GENIO Y FIGURA

ENLACE ORIGINAL:



ENLACE DE "LA ABEJA":
Cabecera de ida y vuelta
gusbue
Escribe: Antonio Moreno Ruiz.- El pasado 7 de agosto del 2016 fallecía Gustavo Bueno Martínez luego de 91 años de vida, que se dice muy pronto. Un par de días después que su mujer. Acaso la simbología más viva de la calidez de un corazón que vivió sin relajarse un minuto.
Escribía hace poco un excelso artículo mi amigo el filósofo Manuel Fernández Espinosa donde ya el título nos dice mucho: “Gustavo Bueno: Un incordio para todos los acomodaticios” (1). Como bien dijo hace tiempo nuestro mentado Fernández Espinosa, a los españoles nos gustan las grandes personalidades. No por nada los romanos ya hablaban impresionados de la “Devotio Iberica” de nuestros más remotos antepasados. Y sí, Bueno poseía una personalidad arrolladora que no dejaba indiferente a nadie.
Ciertamente, se han escrito muchas líneas sobre Bueno estos días. Sus discípulos le están honrando como se merece. Fernández Espinosa apunta bastante alto sobre lo que ha significado este gran pensador y su escuela.
Comencé a seguir a Gustavo Bueno ya hace bastante tiempo, junto con mi primo Gonzalo Moreno Castro, que a, la sazón, amén de eminente neurólogo, es un excelente guitarrista flamenco (2). Y fíjense ustedes que un servidor, amén de historiador, resulta ser profesor de portugués y de español para extranjeros, amén de poeta y escritor. Cosas de la vida, supongo.

viernes, 12 de agosto de 2016

"EL MITO DE TÚPAC AMARU Y LA INDEPENDENCIA" - "KATEHON"

José Gabriel Condorcanqui, que pasó a la historia como Túpac Amaru, se convirtió ya en el siglo XX en una suerte de icono revolucionario comunista desde el Perú hasta el Uruguay. Mientras tanto, en el Ecuador, hacían lo propio con el caudillo liberal Eloy…
KATEHON.COM

martes, 9 de agosto de 2016

MIS LECTURAS: "LA COLMENA", DE CAMILO JOSÉ CELA



-Volvemos con las adquisiciones de las librerías del Jirón Quilca, en pleno centro de Lima. La colmena es otro de tantos títulos que alguna vez he bicheado sin llegarlo a conocerlo de todo, y como ando inspirándome con el estilo celiano en estos días, fui a tiro hecho y a muy bien precio la hallé, siendo que en pocos días, con ávido entusiasmo, la he leído.

Si bien algo conocía, me ha sorprendido gratamente. En su tiempo, esta novela fue polémica por mor de la censura. La censura franquista era torpona, la verdad. No hay que olvidar que llegaron a censurar hasta a Rafael García Serrano por "volteriano", que manda cojones. Más que un sentido "inquisitorial católico" (que en su día no prohibió La celestina de Fernando de Rojas o Las desgracias del ojo del culo de Francisco de Quevedo), parecía guiarse por criterios victorianos/puritanos. No fue sólo del franquismo la censura, que la II República la tuvo y todavía más torpe. Pero bueno... Al final, lo que consiguió fue que la novela se publicara en Argentina y de ahí se publicitara por todo el mundo hispanohablante vertiginosamente. Hasta que en la misma España pasó lo mismo. El sistema censor actual, empero, es mucho más duro y cabrón que el de Franco, que a la postre, resultaba hasta inocentón. Pero bueno...

No es, digamos, la novela de mi vida. Veo que Cela, como siempre, parece que tiene una especie de fijación con los vicios. Ojo, eso no quiere decir que haya que esconder las cosas debajo de la alfombra. Y también soy consciente de que escribe en la durísima postguerra. Y sin embargo, me parece una gran novela. La técnica desarrollada, justamente como un enjambre de personajes anónimos cuyas vidas llevan a cruzarse en una época terrible, me parece bastante aceptable. Hace años, cuando veía técnicas similares desde Vargas Llosa a Solzhenitsyn, reconozco que me perdía. Mi despiste crónico me lleva a eso. Sin embargo, con el tiempo le estoy cogiendo el gustillo. También pasa que me acordaba del estilo de Cela en Mazurca para dos muertos, también compuesto con aire de vértigo, de "desorden ordenado", una mentalidad muy masculina, pues los hombres siempre sabemos dónde están nuestras cosas aun en el barullo que nosotros mismos creamos.

Historias que son parte de la intrahistoria. Ambientes duros, sórdidos, hasta amorales. Vocabulario mezclado, denso, rico; a veces populachero, a veces culto. Pero personajes de carne y hueso, al fin y al cabo.

Además, se cuenta con una buena versión cinematográfica, con actorazos del calibre de Paco Rabal o José Luis López Vázquez, de esos que ya no quedan.

En fin, una de cal y otra de arena. Pero un libro muy interesante e inspirador. Y que Dios mediante, me va a servir de mucho en mi confección de la galería de personajes inciertos. Ahora vamos con alguna que otra relectura para eso mismo. Ya se irá contando. Todo a su tiempo.

domingo, 7 de agosto de 2016

AUTOPSIA


"Es un hecho pasmoso que, en una época tan lejana como el año 1579, se hizo en público una autopsia del cadáver de un indio en la Universidad de México, para indagar la naturaleza de una epidemia que entonces causaba estragos en Nueva España. Es dudoso que en aquella época hubieran llegado tan lejos en la misma ciudad de Londres. Y en libros de aquel período, que existen todavía, hallamos proyectos de armas de repetición, y hasta una inequívoca indicación del teléfono. ¡La primera imprenta no llegó a las colonias inglesas de América hasta 1638, cerca de cien años a la zaga de México!"
Charles Lummis, historiador estadounidense.


sábado, 30 de julio de 2016

EL GOBIERNO DE SAN MARTÍN

Imagen de dialogo-entre-masones.blogspot.com
"San Martín asumió el 3 de agosto de 1821 el mando y el poder del Perú con el título de 'Protector'. Renunció al protectorado del Perú el 20 de septiembre de 1822. Su gobierno duró, por lo tanto, un año, un mes y diecisiete días.
¿Cuáles fueron los actos más significativos de su gobierno?
1. Lord Cochrane (inglés), el jefe de la flota, se apoderó de todos los fondos del gobierno peruano (Tesoro de la Real Hacienda), y de fondos particulares de Lima, que San Martín había resguardado en los buques peruanos Jerezana, La Perla y La Luisa 'para evitar que cayeran en poder de las fuerzas realistas en caso de que éstas tomasen la ciudad de Lima'.
Sin entrar a considerar justificaciones, explicaciones o excesos, tenemos lo siguiente: tan inmensa cantidad de caudales colocados en tres buques fueron fácil presa de Lord Cochrane, quien parte inmediatamente hacia Londres. Ocurrió lo mismo que en Buenos Aires en 1806, donde Beresford embarca el Tesoro de la Real Hacienda (40 toneladas de oro amonedado) en el navío Narcissus con rumbo a Londres. Es lo mismo que sucedió en Potosí, donde Pueyrredón asalta y destruye la Casa de Moneda (agosto de 1811), enviando a Buenos Aires un millón de piezas de plata que el gobierno entrega por títulos de crédito a comerciantes británicos, que lo envían a Londres. En 1822 los británicos se apoderan de doce toneladas de oro amonedadas en Sant Fé de Bogotá (ahora Colombia). Coetáneamente acontece lo mismo en Guatemala (América Central Unida) y México."
- Dr. Julio C. González, La involución hispanoamericana

lunes, 25 de julio de 2016

RIP MANUEL RODRÍGUEZ GARCÍA


-Difícil el mes de julio. Difícil por las calores. Difícil porque un 14 de julio de 1990 falleció mi tío Felipe a la temprana edad de 52 años. Difícil porque el 25 es el día del patrón de España y es una de las máximas fiestas de Bollullos de la Mitación, y estando tan lejos, la nostalgia invade con una fuerza arrolladora. Asimismo, un día de Santiago de 1908 vino al mundo mi abuela Pepa, que ya está en el cielo con sus hijos; entre ellos, mi mentado tío Felipe, que fue el primero que se fue.

Y se sigue haciendo difícil el mes, porque en este mes te nos vas, Manolito...

Desde luego, tengo que parecer muy pesado, pero otra vez lo digo: Estando tan lejos, estas noticias afectan todavía más de la cuenta. Cuando uno piensa en el pueblo, con la fuerza de la melancolía, espera encontrarlo tal cual lo dejó. Y no nos damos cuenta de que todo va cambiando, así como es uno mismo el que cambia. La diferencia es que, por lo pronto, yo estoy cambiando fuera. Y el tiempo, por más que quiera uno, no se congela.

Tengo muy buenos recuerdos de ti desde siempre. Siempre me pareciste lo que eras: Un señor, un gran señor de la calle Sevilla, la calle que conecta los Cuatro Cantillos, acaso axis mundi de nuestro terruño: Por un lado el Callejón Trompero; por el otro, el horizonte del Raquejo; y la Calle Larga que es capaz de unir la Plaza y la Carretera. ¡Casi nada!

Icono vivo de la hermandad de la Merced, hermandad a la que pertenece buena parte de mi familia de la rama Sánchez, te recuerdo en las misas de los viernes en la ermita; especialmente en aquellos viernes de otoño e invierno cuando, abrigo en ristre, yo me disponía a realizar el breve recorrido desde mi casa a la ermita de Roncesvalles. Dejaba a un lado la Marquesa, saludando siempre a alguien en la peña sevillista; y luego, dejaba a otro lado la calle del Prado, evocando siempre aquel empedrado gris que es todo un aldabonazo de historia e idiosincrasia. Y al poco tiempo, por fin llegaba al sagrado recinto que, con su fachada de variado cromatismo embute una arquitectura tan sencilla como tradicional y creativa (como es el estilo regionalista andaluz, evocador de todos nuestros influjos), rematado por el escudo de las barras de Aragón y la cruz de Malta; continuando la tradición el que fuera el hospital de San Sebastián.

"In manu ejus potestas est imperium". En tus manos está el poder y el imperio. Y si Dios con nosotros, ¿quién contra nosotros?

Y allí, sentado en uno de los finos bancos, aspirando la ambrosía del incienso y mirando el estandarte de la hermandad del Rocío, acordándome de las historias que me han contado los mayores de la procesión de San Sebastián y etc., asistía a misa acompañado, entre otros feligreses, de ti y de tu señora; los dos siempre juntos.

Siempre vi en ti una gran imagen: Siempre recto, siempre servicial, siempre devoto, siempre educado, siempre atento. Siempre que me veías me saludabas y me preguntabas por los míos. Nunca olvidaré tu rostro y tu porte de erguida transparencia. Eres una de las imágenes más acostumbradas, queridas y señeras que yo tenía del pueblo. Y otra vez vuelvo con mi pesadez, pero no veo que la gente de vuestra pasta esté teniendo un reemplazo natural en esta sociedad...

Ojalá pudiera estar en Bollullos para dar un abrazado pésame a tu familia.

En fin, hasta siempre; descansa en paz Manolito. Una prolongada y fructífera vida has dejado, y ahora irás a reencontrarte con tu hija, y con tantos y buenos paisanos que andan por allí arriba. Dales recuerdos a todos y diles que velen por nosotros, que falta hace.

Siempre que haga el recorrido de mi casa a la ermita, trazaré tu recuerdo.

Fue un lujo haberte conocido. Nunca te irás de mi memoria ni de la faz del pueblo.






Requiem aeternam dona ei Domine.
Et lux perpetua luceat ei.
Requiescat in pace.
Amen.


sábado, 23 de julio de 2016

OTRO MES DE JULIO


-A mi tío Felipe Moreno Becerril, in memoriam-
Otro mes de julio. Y otro día 14. Y próximamente, otro día 25.
El día 14, tito, hace ya veintiséis años que te nos fuiste. Veintiséis años, que se dice muy pronto.
El día 25 es el día de Santiago, patrón de las Españas, y a su vez, es el cumpleaños de abuela Pepa, que nació hace 108 años, que también se dice muy pronto.
Otro mes de julio. Sigue pasando el tiempo. Y desde el 5 de abril me quedé sin tíos varones. Ya estáis juntos los titos Felipe, Manolo, José María y Ramón. Y también se dice muy pronto...
Recuerdo perfectamente cuando te nos fuiste. Yo aún no había cumplido nueve años. Y me acuerdo como si fuera ayer. Porque pasa el tiempo, pero tu memoria no pasa.Yo no entendía lo que pasó aquel 14 de julio. A decir verdad, me enteré el 16 o el 17, cuando ya mi padre -que estaba en casa con tito Manolo- no tuvo más remedio que soltármelo. Yo recuerdo que ese día 14 estaba con mis padres, mi hermana y la prima en el coche, y que no entendía nada, y que todo el mundo nos quería ocultar lo que había sucedido. Cuando me enteré, inocente de mí, nada comprendí... En mi mente de niño, yo pensaba que los que se morían eran los viejos, y tú, con 52 años, no eras viejo. Alguien me decía que los que se van, aparecen como estrellas en el cielo; y yo, aquellas noches de verano, miraba todas las noches desde nuestra plaza, a ver si te veía en alguna estrella.
Desde entonces tengo una fijación con las estrellas. Y también tengo una fijación con la muerte.
Estoy lejos, tito. Muy lejos, en todos los sentidos, de la tierra que nos vio nacer y crecer. ¡Lo que es la vida! Al final, ella es la que nos lleva y nosotros no hemos sino de adaptarnos como podemos. Y aquí me tienes, de maestro y de padre. ¡Cómo me hubiera gustado presentarte a mi familia, que también sería la tuya!
Los paisanos se van yendo, como tú te fuiste aquel 14 de julio. A veces me planteo que si el pueblo que yo amo ya sólo existe en mi memoria y en mi corazón. Porque al final, todo pasa. "Cielo y tierra pasarán, mas tu Palabra no pasará". Y así es: La Palabra de Dios no pasa. Y Dios está con ustedes, con los que os fuisteis. Mira, sabes que como buen Moreno (o Becerril, u Ordóñez, o lo que sea...) no soy precisamente un optimista... Pero haciendo balance, creo que en verdad he tenido la suerte en mi vida, porque ha pasado por ella mucha gente que merecía la pena. Han pasado mucha gente que, sin pedir nada a cambio, me han apreciado y aportado mucho. Y eso no se suele valorar como se debe.
He tenido mucha suerte de estar rodeado de excelentes personas. He tenido mucha suerte de haber crecido teniendo como ídolos a mis tíos y mis abuelos. Si no hubiera sido por vuestros excelsos ejemplos, por esa mirada constante en mi alma, quién sabe qué hubiera sido de mí... Es con todo y con eso y mira...
Todo ello es lo que me da fuerzas para seguir adelante, la que hace reencontrarme con mi identidad.
No veo, eso sí, que los mejores estéis teniendo un reemplazo lógico en esta sociedad, pero eso sería otra historia...
En fin tito, otro mes de julio. Otro aniversario de tu partida a la Casa del Padre. Otro pellizco en el corazón. Y otra espina clavada en un pregón que al final, sólo pude dar el adelanto por las circunstancias de la vida; pero que si Dios quiere, algún día remacharé, y ni que decir tiene que será dedicado a tu memoria: La memoria de aquel que siempre tenía una sonrisa y un chascarrillo para su sobrino; la memoria de aquel que siempre tenía un consejo para su hermano pequeño; la memoria de aquel que me cogía de la mano el día de mi santo y el día de mi cumpleaños y era el primero en los mimos y en los regalos; la memoria de aquel que siempre procuraba reunir a la familia; la memoria de la piscina donde probablemente aprendí a nadar, y donde te veía sentado, leyendo el periódico.
¡Nunca se fue de mis oídos el eco de tu voz! Y creo que, de hecho, tu voz me influencia hasta en mi manera de hablar. Y dicen la gente del pueblo que nos parecemos... ¡Y chico orgullo que me entra cuando me lo dicen! Aunque en verdad, qué más quisiera yo que llegarte a la suela de los zapatos...
Vela por mí desde arriba, que falta me hace.
Te echo de menos.
Te quiero.
Tu sobrino, Antonio Moreno Ruiz